Jornada Académica - Artística por el Día de Muertos

Acompáñenos el jueves 01 de noviembre en punto de las 6:00 pm en el IMJUS, a la celebración del día de muertos cuya temática este año será: Crímenes de Estado.
Nuestra ofrenda estará dedicado a los pueblos originarios y a su lucha, así como al movimiento estudiantil del ´68.

Ponentes:
Filippo Cogliandro, chef italiano, víctima de la Mafia italiana, dará un testimonio y ofrecerá una muestra gastronómica del sur de Italia.

Contaremos con la muestra fotográfica de Alessandro Scotti, miembro de la Federación Internacional de periodistas.

Paolo Pagliai, Silvia Carusillo y Jorge Robles darán una lectura teatral de poemas, cuentos y leyendas acompañados de música

Día: 01 de noviembre
Hora: 6:00 pm
Lugar: Instituto Mexicano para la Justicia
Dirección:
Francisco Sosa 409, Col. Barrio de Sta. Catarina, Coyoacán, CDMX

Cupo Limitado

Informes: miriam.escobar@imjus.org.mx

Bienvenidos al IMJUS Es un verdadero honor contar con la compañía de amigos de la casa que una vez más nos abrigan con su participación.

Quiero mencionar la presencia de el embajador de Italia, Luigi Macota. El invaluable y constante acompañamiento del representante de la oficina de Naciones Unidas Contra La Droga y el Delito, Antonino De Leo.

Agradezco de manera particular el lazo de hermandad y colaboración que el museo Memoria y Tolerancia a construido en con la representación del Doctor Adán García estos últimos años, aprovechando para invitarlos a apreciar la instalación relacionada con los desastres de nuestra historia a partir del 68. que nos permitió exponer esta noche El Museo.

Agradezco también al periodista Alessandro Scotti, embajador de buena voluntad de las Naciones Unidas, responsable de la ofrenda de muertos propia del Sur de Italia.

MEMORIA ALTAR 2018

 

Cómo iniciar hablando de muerte en un día como este sin hablar de memoria, a 50 años de la masacre de Tlatelolco y sin dar una respuesta a los familiares de las víctimas, se convierte el 68 en un referente emblemático de la violencia de estado y de su indiferencia.

Diaz Ordáz habrá cometido una de las peores atrocidades de nuestra historia contemporánea, pero al día de hoy, ningún gobierno ha asumido responsabilidad por lo ocurrido.

Se dificulta hablar de las atrocidades del pasado, siendo que en el presente contamos eventos trágicos cometidos por distintos gobiernos como si las muertes y desapariciones fueran un síntoma con el que debemos acostumbranos a convivir.

Recordar números de estudiantes asesinados, heridos y detenidos, hablar de desapariciones, de olimpiadas y organizaciones estudiantiles, lejos de hacer justicia – primera intención de nuestro Instituto – solo acentuaría la IMPOTENCIA que una buena parte de México siente ante los crímenes de estado. Ponerle nombre y apellido a cada una de las personas caídas en la plaza, ayudará a entender el tamaño de la barbarie, pero nunca será suficiente para dar cuenta de su dimensión.

Ni Olvido Ni Perdón, seguirá siendo un grito de todos y cada uno de nosotros
un grito que buscará oídos dispuestos a escucharlo y dar respuestas

Hoy, pensar en el 68 nos obliga a recordar los inicios de una larga lista de crímenes de estado, Aguas Blancas, Acteal, Tlatlaya, Ayotzinapa, Tanhuato, Nochixtlán, por mencionar algunos, sin tener en cuenta las miles de vidas que cobra desde el 2006 esta supuesta lucha frontal contra el crimen organizado.

Reconocer estos delitos como crímenes de Lesa Humanidad, implicaría solo probar que los mismos han formado parte de una política o plan de estado, negando o en el mejor de los casos minimizando las atrocidades, culpando a las víctimas, permitiendo el uso de medios ilegítimos o ilegales, movilizando recursos públicos y haciendo despliegue de la fuerza militar para implementar la política de seguridad, así como omitir legislar en el uso de la fuerza letal.

Hoy no podemos hablar de crímenes perpetuados con la complicidad del estado sin abordar el que se comete contra los migrantes que cruzan la frontera sur de nuestro país. Hermanos de Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, viven en nuestro país rumbo al “Sueño Americano”, abusos, tortura, desaparición forzada y muerte.
Entender y asumir la acción de la industria criminal en torno a la migración ilegal, es nuestra responsabilidad.

 

Estamos convencidos de que el arte es una herramienta indispensable para procesar el dolor, señalar la injusticia y construir memoria.

 

Hoy nos acompaña un referente de la escena actoral mexicana que no solo ha participado de reconocidas propuestas en este medio, sino que se solidariza continuamente con causas humanitarias. Pido un aplauso para Silvia Carusillo

 

También nos acompaña uno de los referentes del activismo y la defensa de los derechos humanos de los mexicanos y del migrante en particular, más importante de nuestro presente, coordinador de La Pastoral De Movilidad Humana Pacífico Sur Del Episcopado Mexicano y director del albergue Hermanos del Camino. Su labor humanitaria ha recibido innumerables reconocimientos nacionales e internacionales. Un hombre que abandera la causa de los sectores más vulnerables y dedica su vida a la defensa de la justicia.
Sus convicciones pero sobre todo sus acciones, hablan por él, gracias por acompañarnos esta noche, Padre Alejandro Solalinde.

Quiero aprovechar este momento para presentar al Chef italiano Filippo Cogliandro que dará su testimonio y ofrecerá una muestra gastronómica del sur de Italia.